Pizza hut instala cronometros en sus motos: Hate Late

19

Pizza Hut en su afán por apoderarse de la puntualidad como elemento clave de su posicionamiento lanza una campaña de guerrilla marketing muy astuta.

Se trata de poner cronometros en sus motos de repartos para demostrar que cumplen con los 30 minutos de pedido. La apuesta conlleva riesgo pero es la mejor manera de demostrar que creen en ello y que son capaces de hacerlo. Creo que han acertado, pues la acción es una clara muestra de ingenio, sencillez y uso de su propio servicio. Están aportando un valor añadido a su producto al mismo tiempo que les sirve como campaña de marketing. Es curioso que no se les ocurriera antes, ¿verdad?

La agencia que ha tenido esta excelente idea es BBDO Guerrero, Manila. Enhorabuena 😉

Via: Periodicodelapublicidad tv