Prepárate, llega el negocio del DES-postureo

19

Mi madre un día de dijo que cada época tiene una historia para mantener a la juventud atontada. Nunca entendí a que se refería. Era otro Teen viviendo “el Sueño del Pavo” creado por MTV, el fundador de Cool y el CEO de Lifestyle.

Ahora en la puerta de los 35, todo empieza a cobrar sentido. Algunos dicen que he tardado mucho tiempo, pero es lo cierto es que, siempre he tenido un espiritu jóven y sigo todavía haciendo cosas que aquel Teen solía hacer; entre ellas, soñar.

El phone addiction y Los Insta influencers son como la ruta del bacalao de los 90′, pero en vez de meterse droga y disfrutar ahora nos chutamos autoestima, narcisismo y fake autorrealización.

Recuerdas otras como el Tabaco, El Azucar, etc La lista es interminable. Creo que hay más negocio creado en la industria del dejar de fumar que en la propia compra de tabaco.

 

Aunque Eric Thomas dice que lo de soñar es para estudiantes, me gusta mucho su reflexión sobre le #FAKE generation, una generación que quiere el Lifestyle pero no ganárselo. Lo tiene muy claro, Show me what you truly got! No lo que posteas en Instagram porque bada de eso es tuyo, ni el Porsche donde te haces la foto, ni la fachada de esa casa en Beverly Hills, etc.

 

Volviendo al jaleo y tras haber escuchado a Simon Sinek (cualquiera de sus aparaciones me vale) creo que empezamos a ver los primeros síntomas de la madurez de lo cool, del postureo, del pretending. Parece que se abre una ola de rehabilitacion y desoxtificacion.

Yo fuí un influencer (Pasión por el Marketing) en 2006-2010 cuando la influencia se ganaba con artículos largos y consistentes y no con una foto robada a un rico o una cara orgásmica como consequencia de pensar en uno mismo (Narcisimo).

Empezamos a ver los primeros gabinetes de psicología tratando teens, las primeras celebrities denunciando lo miserable que les ha hecho Instagram y miles y miles de media cubriendo el tema.

Pronto, muy pronto nos daremos cuenta de lo estúpido que fue poner toda nuestra info en los social media, pretender que somos felices y que nos caracteriza nuestra self-confidence.

Todo esto se ha convertido en una competencia por números, en carreras de millones de km scrolling en los feeds de Facebook, Twitter, Instagram y ahora Linkedin que cada vez se asemejan más.

Preparate porque el barco se hunde, las fiestas son anuncios de publicidad bien orquestados como el Fyre Festival y en torno al 30-50% de los likes procenden de click farms ubicadas en las zonas más remotas de Bangladesh y China.

Nos hemos convertido en máquinas, pero con capacidades humanas. La consequencia es la onmipresente distracción, la falta de focus, y la sensación de que todo es alcanzable con el mínimo esfuerzo. El cerebro está sacando humo…

 

Con este artículo no pretendeo hacer promoción del apocalípsis, sino todo lo contrario. Mi obejtivo es incrementar el awareness de este nuevo problema para que gente como yo y otros, empecemos a mirar con otra perspectiva y a ver la oportunidad fuera de la promoción de la enfermedad cancerígena del narcisimo. Hay gente ahí fuera, evidentemente mucha menos, que está creando proyectos, nuevas ideas, nuevos paradigmas para que el DES-postureo llegue antes de que Caín acabe con nuestra mente…